Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario. Al hacer clic en cualquier enlace de este sitio web usted nos está dando su consentimiento para la instalación de las mismas en su navegador.
Más información

Torre de Rada de Lodosa, un viejo enclave medieval que será centro cultural.

La 1ª fase de las obras afecta a las fachadas, cubierta e interior del edificio con una inversión de 878.944 euros.

Llegó a ser un importante enclave medieval de finales del siglo XV, situado en el término de Cabizgordo, desde donde domina un amplio tramo del curso del río Ebro entre Lodosa y Sartaguda. Una estructura que reforzaba la frontera de Castilla frente a Navarra, ya que en su origen fue de filiación castellana. Pero el paso del tiempo eliminó su labor defensiva y convirtió a la Torre de Rada en un centro de producción agrícola que el olvido posterior ha transformado en un edificio semi en ruinas, deshabitado desde 1970, cuando abandonaron la propiedad sus antiguos moradores, la familia de Antonio Zabalo.

Ahora, tras seis años con el proyecto sobre la mesa y con el Ayuntamiento de Lodosa como propietario de pleno derecho, la Torre de Rada, considerada como Bien Inmueble de Interés Cultural (BIC). El edificio aspira a convertirse en un futuro y moderno centro de utilidad pública que se sumará a la oferta turística y gastronómica ya existente en la localidad.