Clima

El clima es, como en toda la Depresión del Ebro, de tipo mediterráneo-continental y se caracteriza por las fuertes oscilaciones térmicas, la escasez e irregularidad de las precipitaciones, y la violencia y frecuencia con que sopla el cierzo.

La temperatura media anual es suave y templada, en torno a los 12-14 ºC, con extremos climáticos que se manifiestan en temperaturas de hasta 1 ó 2 ºC en invierno y veranos de fuertes calores, con temperaturas que rondan los 25-38 ºC. El índice de precipitaciones medias anuales es de 400-500 mm caídos en 50-60 días.